Inicio » Consejos » Regala vida, dona tu cordón umbilical

Regala vida, dona tu cordón umbilical

Hace algunas semanas hablaba aquí sobre el cordón umbilical y sus funciones. En este post me referí a la posibilidad de donar este órgano facilitando datos adicionales que me gustaría ampliar para animaros a donar.

Normalmente tras el nacimiento, el cordón umbilical y la sangre que contiene son desechados. Sin embargo, hace unos años, se descubrió que la sangre del cordón umbilical contiene células madre que se encargan de la renovación de las células sanguíneas. Las células madre de la sangre de cordón umbilical pueden ser beneficiosas si se trasplantan a otros pacientes cuya médula ósea esté enferma. El trasplante a terceros permite producir nuevas células sanguíneas sanas, imprescindibles para la vida.

Personas con enfermedades congénitas o adquiridas de la médula ósea tales como las leucemias agudas, son un ejemplo de potenciales beneficiarios de este tipo de donaciones de sangre de cordón umbilical.  Lo prioritario para dichos pacientes es encontrar un donante compatible entre sus familiares más directos. Pero esto desgraciadamente sólo ocurre en el 30 % de los casos.

En nuestro país existen seis bancos de cordón que están en Barcelona, Málaga, Madrid, Galicia, Valencia y Tenerife aunque la mayoría de hospitales publicos y algunos privados del país recogen y entregan las donaciones a estos bancos. De hecho, España es el segundo país del mundo en número absoluto de cordones umbilicales donados. Su almacenamiento se lleva a cabo en estos centros. En total, hay almacenadas 20.000 unidades que suponen el 10% de las depositadas en todo el mundo

Es por éste motivo, por el que funcionan desde hace años en todos los países desarrollados los llamados Registros de Donantes Voluntarios de Médula Ósea. Estos registros disponen de los datos de todas las personas que desean ser donantes . Además, son los que realizan las búsquedas de un donante compatible para los pacientes que  lo necesiten. En España, nuestro Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO) creado por la Fundación Carreras en 1991, dispone de un acuerdo con la Organización Nacional de Transplantes (ONT) y el Ministerio de Sanidad y Política Social desde 1994. En España existen varios Bancos de Sangre de Cordón Umbilical (SCU) y el REDMO se encarga de coordinar las búsquedas dentro y fuera del país, de donantes de médula ósea, de sangre periférica y de unidades de sangre de cordón.

Requisitos para la donación de la sangre de cordón umbilical:

  1. Historia clínica de la madre sobre las posibles enfermedades infecciosas, hematológicas o de cualquier otro tipo que contraindiquen el empleo de la sangre de cordón.
  2. Análisis de sangre de la madre en el momento del parto, para descartar cualquier proceso infeccioso que pudiera ser transmisible a la sangre del cordón, en especial, los test de la hepatitis B y C, HIV y sífilis, entre otros.
  3. Examen clínico del bebé al nacimiento y opcionalmente a los 3 meses de la recogida de la muestra. El profesional que realizará ésta revisión será el pediatra.

Para donar la sangre del cordón hay que rellenar un cuestionario y si se está de acuerdo con el contenido del mismo, firmar un consentimiento informado. Este formulario se puede conseguir solicitándolo a tu matrona en el Centro de Salud o bien en las consultas de ginecología de los hospitales adscritos al Banco de Sangre de Cordón, con anterioridad al parto, o si se diera el caso, en el momento del mismo. El equipo médico se encargará de la extracción, custodia y transporte de la unidad de sangre de cordón al Banco de SCU que te corresponda.

La sangre del cordón umbilical será criopreservada y eventualmente empleada para la realización de un trasplante a cualquier paciente anónimo del mundo que lo precise, sin otra preferencia que la mejor compatibilidad posible. La donación será gratuita, anónima y desinteresada.

La estracción de la sangre se realiza tras el nacimiento del bebé en el que se secciona el cordón mientras se encuentra aún dentro del útero, sin entrañar peligro alguno ni para la madre ni para el niño.

Ventajas:

  •   Las células son más fáciles de  obtener al no necesitar métodos especiales de recolección.
  •   No supone riesgo para el donante.
  •   Está disponibles inmediatamente, al conservarse congeladas. Se evita el retraso necesario para localización y obtención de un donante voluntario.
  •   Su inmadurez las hace más compatibles con el receptor y se reduce la tasa de rechazo. En caso de trasplante, permite que la compatibilidad requerida para las células madre de la sangre de cordón no deba ser tan elevada como con otras fuentes.
  •   Mayor número de células por unidad de volumen y mayor proliferación que las células madre derivadas de la médula ósea o de la sangre periférica.

Inconvenientes:

  •   El número de células recogidas puede ser insuficiente para su uso terapéutico.
  •   No son útiles en enfermedades congénitas.
  •   La viabilidad de almacenamiento respetando sus características está demostrada hasta los 17 años. No se sabe qué pasa después al llevar poco tiempo conservándolas aunque se estima que no tiene caducidad si se almacenan de forma adecuada.
  •   No hay posibilidad de obtener más en caso de recaída.

¿Qué ventajas ofrecen los centros públicos sobre los privados?

Los bancos privados son empresas que recogen y guardan el cordón en bancos localizados en el extranjero, ya que la legislación española obliga a que cualquier órgano o tejido donado esté a disposición de todo el que lo necesite. Los bancos privados, en cambio, guardan el cordón para el “uso propio” del cliente. Por hacerlo cobran unas cantidades que superan los 2.000 euros.

Hasta el momento sólo se han registrado en el mundo 3 casos de trasplante de estos cordones para uso autólogo ( es decir, para el niño del que procede), y siempre en enfermedades adquiridas, no congénitas, frente a los más de 6.000
trasplantes efectuados en el mundo a otras personas.

El sistema de trasplantes español es el mejor del mundo y su eficacia se debe precisamente a la donación altruista y anónima de cordón umbilical, ya que cuantas más personas lo hagan mayor posibilidad habrá de encontrar un donante adecuado cuando el enfermo lo necesite.

tres de tres

¿Estas células podrían curar la enfermedad de mi hijo?

La probabilidad de que las unidades de SCU almacenadas sean utilizadas finalmente por el niño del que proceden son extremadamente bajas. El motivo es que la práctica totalidad de las indicaciones de trasplante en la infancia se deben a enfermedades que tienen una base genética o congénita y, por lo tanto, pueden estar presentes en las células del cordón y que, una vez hecho el diagnóstico, lo hacen inútil para el eventual trasplante del niño o de cualquier otro paciente.

En el caso de que uno de estos niños de los que se ha guardado el cordón tuviera necesidad de un trasplante por leucemia o enfermedad congénita, tendría que recurrir a otro cordón distinto del suyo en un banco público, puesto que las células del cordón almacenado por su madre serían portadoras del mismo defecto genético responsable de su enfermedad.

En caso de necesitarla para otro miembro de la familia por indicación médica con determinada enfermedad, donación dirigida, ésta se podrá hacer a través de un banco público con las mismas garantías que cuando se realiza la donación para terceras personas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s