Un vínculo eterno, cuando las células del bebé perviven en el cerebro materno y viceversa

El lazo entre madre e hijo es tan profundo que puede que no nos sorprenda saber que últimos estudios sugieren incluso un vínculo físico mayor, la permanencia de células del bebé en el cerebro de su madre y viceversa. Lo que se conoce como microquimerismo,  la presencia en el cuerpo humano de células procedentes de otros organismos genéticamente distintos. Toma su nombre del ser mitológico Quimera, formado su cuerpo por partes de un león, de una cabra y una serpiente.  Sigue leyendo

Macrosomía, bebés de gran tamaño

El viernes nos despertábamos con la noticia del nacimiento de un bebé de 6,2 kilos en Estados Unidos. Antiguamente se creía que cuanto más grandes y creciditos mejor y más sanos eran los recién nacidos. Pero existen serios riegos para madre e hijo que desmienten esta creencia popular. La macrosomía que viene de las raíces griegas macro (grande) y soma (cuerpo) se presenta cuando el recién nacido supera los 4,5 kilos, se estima que se presenta en un 10% de los nacimientos en el mundo. Muchas veces no se puede prever con antelación y hasta el nacimiento no salimos de dudas, aunque el control del embarazo (excesivo peso materno) y del feto (circunferencia abdominal mayor o igual a los 35 cm según ecografía) nos pueden dar algunas pistas.

Los factores más relacionados con esta situación son la duración del embarazo prolongado, presencia de diabetes gestacional, genéticos (papás de gran tamaño), de sexo (los varones tienen más papeletas) o étnicos.

Los problemas derivados en estos nacimientos son de diversa índole  Sigue leyendo