Cómo tratar la cicatriz de una cesárea

Antes era usual que las cesáreas dejaran cicatrices muy vistosas a la altura del abdomen, normalmente verticales. En la actualidad, se tiende a dejar la cicatriz horizontal por debajo de la línea del bikini, básicamente por razones estéticas. Para cerrar una cesárea se pueden utilizar dos técnicas: los hilos o las grapas. Aunque en el pasado las grapas dejaban mucha marca, hoy en día sus efectos en la piel son semejantes a los de los puntos. Sigue leyendo

Posturas para tener una espalda sana en la lactancia

Este post es una especie de terapia para aquellas madres que sufrimos los dolores de espalda tras un periodo de lactancia en el que descuidamos los cuidados básicos para fortalecerla y preservarla de malos hábitos en nuestras posturas durante las tomas. Sigue leyendo

La Maternidad de la A a la Z: “P” de pulso

Esta semana retomo mi aportación al Carnaval de Trimadre a los 30 en la que os recuerdo que un montón de mamás y algún que otro papá elaboramos un vocabulario con palabras relacionadas con lo que supone para nosotros la maternidad: carnaval Maternidad de la A a la Z, esta semana vuelvo a participar con otra letra P de pulso. Sigue leyendo

La piel del bebé recién nacido

La función de la piel es de barrera protectora contra las infecciones y juega un papel muy importante en la regulación de la temperatura y en el almacenaje de grasa. La piel regula la pérdidade líquidos y permite la salida de agua (sudor).

De alguna manera, después de los 9 meses de embarazo en los que el bebé se encuentra en un medio líquido (dentro de la bolsa y rodeado por el líquido amniótico), el recién nacido nace con una piel y un estrato córneo bien desarrollados. Sigue leyendo

¡Síntomas de que ya estás de parto!

Ya se sabe que desde que vas por primera vez al médico para confirmar tu embarazo te dan una fecha probable de parto, pero has de saber que  es estimada y no 100% fiable.  Y te da igual como te pongas que nacerá cuando toque y no antes (a no ser que te lo programen por alguna razón). Así que ya que no nos es posible saber a ciencia cierta cuál será ni el día ni el momento justo en el que nacerá el bebé, seguramente sí podrás llegar a intuirlo. Sigue leyendo