Inicio » Consejos » ¡Síntomas de que ya estás de parto!

¡Síntomas de que ya estás de parto!

Ya se sabe que desde que vas por primera vez al médico para confirmar tu embarazo te dan una fecha probable de parto, pero has de saber que  es estimada y no 100% fiable.  Y te da igual como te pongas que nacerá cuando toque y no antes (a no ser que te lo programen por alguna razón). Así que ya que no nos es posible saber a ciencia cierta cuál será ni el día ni el momento justo en el que nacerá el bebé, seguramente sí podrás llegar a intuirlo.

Antes de ponerse de parto, la embarazada experimenta, por lo general, algunas señales que anuncian que el alumbramiento está cerca. Para saber identificar una falsa alarma y no acudir al hospital antes de tiempo, es preciso que la mujer sepa cuáles son sus signos y los diferencie de los verdaderos síntomas del parto.

A mí me pasó. Fui al hospital creyendo que había roto aguas porque al ir al baño no acababa nunca de hacer pipí y como era indoloro, incoloro e interminable aquello decreté que ya estaba de parto. Falsa alarma. Y no pasa nada, te vuelves a las dos y media de la madrugada para casa tan tranquila. Una semana más tarde rompí aguas mientras dormía, suerte que reaccioné rauda y veloz y cayó todo en el wc… Ahí pensé: esto es romper agua y lo demás, tonterías. Lo sabes. Y pal hospital otra vez con tu maletina preparada. Y tu historial clínico con tu plan de parto, por si las moscas.

Identificar las contracciones de parto puede resultar un tanto complicado, aquí te dejo unas cuantas pistas para reconocer si ya llegó la hora.

De NY Daily News

De NY Daily News (AP)

El conjunto de signos y síntomas que preceden al parto, los pródromos de parto, son las señales que nos indican que la llegada de tu bebé se aproxima.

Al final del embarazo solemos experimentar distintos signos que anuncian que el momento de dar a luz está cerca. Estas señales anunciadoras no aparecen en el mismo momento en todas las mujeres: igual pueden darse unas horas antes de dar a luz, que unos días previos al alumbramiento o no presentarse  nunca. Cuidado, que con la madre naturaleza nunca se sabe y puede ser traicionera…

  1. Cambios en el estado de ánimo: es frecuente presentar un mayor descontrol de ánimo con sensacion de irritación, inestabilidad psíquica, nerviosismo e insomnio. Incluso con sensaciones de sofoco y calor en la cara.
  2. Contracciones de Braxton-Hicks: son contracciones uterinas similares a las que se producen durante el periodo de dilatación, pero menos intensas. Pueden ser, sin embargo, molestas e incluso dolorosas en algunos casos. Se distinguen de las del parto porque no aumentan en intensidad, duración ni frecuencia en cada intervalo, sino que se mantienen estables. Otra diferencia es que desaparecen al cambiar de posición o descansar un rato.
  3. La barriga parece que baja un poquito y notarás también un alivio de las molestias respiratorias y gástricas,
  4. Ganas de ir al baño con mucha más frecuencia. (Polaquiuria)
  5. Pérdida de peso: uno de los signos anunciadores del parto es una brusca pérdida de peso, de entre medio kilo y un kilo, en un corto intervalo de tiempo.
  6. Reblandecimiento del cuello del útero.
  7. Descenso del abdomen al bajar el feto, compresiones pélvicas que provocan calambres en las piernas y dificultad al caminar.
  8. Expulsión del tapón mucoso.

En general y para resumir los ginecólogos y matronas consideran que se está ya de parto cuando hay contracciones regulares, concretamente 3 contracciones en 10 minutos, cuando el cuello se ha acortado, y la dilatación del cuello del útero es de 3 cm.  Y a ese periodo antes de llegar a esos famosos 3 centímetros de dilatación, se le llama pródromos de parto. Y cuando empieces a experimentar algunos de los signos y síntomas sabrás que tu cuerpo y tu bebé se están preparando para el parto.

Los síntomas del comienzo del parto son:

Una vez que estés de parto en cuanto a la comida tendrás que tener cuidado porque puedes pasar un poco de hambre si te toca un parto largo. Antiguamente se prohibía comer por si era necesaria una cesárea y había que dormir a la mujer con anestesia general. Ahora como se aplica la epidural ya no es necesario un ayuno total.

Y para terminar, unos consejos para los acompañantes que seguro te gustará saber o en su defecto, recordar.


By Quijada Producciones para Oficio de Vivir

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s